Concepto de Teoría de la Representación

Stuart Hall

Stuart Hall

A partir de los años 70, Stuart Hall integra la Teoría de la Representación en los Estudios Culturales, es decir, defiende que las representaciones audiovisuales son una conexión de los significados y el lenguaje con la cultura. Así, el lenguaje tiene que ver con la puesta en práctica de los significados. Toma la representación visual como una entidad autónoma que produce significado. Las representaciones se utilizan como nexo entre los significados y el lenguaje que genera una determinada cultura.

Hall dice que esas representaciones usan el lenguaje para decir algo con significado, o representar el mundo de una manera significativa para otras personas. Esa producción de significado o de representaciones se da a través del uso del lenguaje y de la producción de lenguajes compartidos. Dice además que es a través de los signos (de las representaciones de ese lenguaje) cómo se le da sentido a las cosas, a la realidad. Van a ser las propias imágenes las que van a simbolizar (generar nuevos sentidos, valores y significados) el mundo real. Son estos símbolos los que van a transformar a los propios medios de comunicación.

Las representaciones sirven como un instrumento básico (herramienta básica) para el entendimiento de los múltiples significados que existen dentro de una sociedad, ya sea en los medios, lenguaje, relaciones sociales, etc. Al comprender las representaciones de un pueblo, se puede conocer de una mejor manera el funcionamiento y la cultura de un pueblo.

A través de estas representaciones podemos conocer y saber tanto el funcionamiento de un pueblo como su forma de simbolizar el mundo. Sirva como ejemplo la representación del amor romántico en el cine, que instaura o da a conocer una forma de amar frente a otras posibles. En la contemporaneidad está todo al mismo nivel, y más en estos momentos en que la producción de imagen y su circulación está totalmente digitalizada. Antes, entre los años 60 y los 90, los canales de producción y distribución de las imágenes eran muy distintos. El cine solo se podía consumir en las salas de exhibición; el acceso a otras culturas solo podía hacerse a través del cine o la TV. La Teoría de la Representación resultará ser un concepto neurálgico para teorías posteriores como la Postmodernidad o los Estudios Visuales.

Para entender las representaciones en una totalidad remito al texto de Keith Moxey, Los estudios visuales y el giro icónico.