Penelope Umbrico, ‘Flickr Sunsets’, 2006-ongoing

Penelope Umbrico (Estados Unidos, 1957) es una de la artistas que mejor sintetiza la forma en la que la creación artística postfotográfica ha cambiado lo individual por lo social. Umbrico no hace fotografías, sino que se apropia de las de otros, con un tema previamente elegido, y se nutre del exceso icónico para crear una obra fotográfica nueva sin utilizar la cámara.

Un día cualquiera decidió fotografiar una idílica puesta de sol y se preguntó: ¿para qué hacer más fotografías de atardeceres cuando cuando con un solo clic tenemos a nuestra disposición un repertorio inmediato de millones de imágenes idénticas? Ante semejante estado de las cosas decidió no aportar a la iconosfera nuevas puestas de sol, sino bajarlas por millones de Flickr y construir con ellas un mural físico de gran formato que sería expuesto en un museo. Obviamente esto enfadó a los usuarios de Flickr, pero lo más importante es que su gesto simbólico de ecología icónica acabó resultando inútil. Si hoy buscamos la categoría «sunset» en la red social fotográfica, encontramos ingentes cantidades de imágenes de su propia obra y de los visitantes a sus exposiciones que decidieron fotografiarse frente a ella.

Umbrico se basa en el registro, en el archivo y en la apropiación para producir físicamente las imágenes que encuentra en internet. Su cruzada por una ecología icónica frente a la contaminación visual no surte efecto, en palabras de Joan Fontcuberta (2011), sino que acaba aportando más polución icónica. Flickr Sunsets se presenta en el museo en horizontal, en la línea del archivo artístico, llamando la atención sobre la ingente cantidad de imágenes sobre un mismo tema que se puede encontrar en internet y, principalmente, sobre la responsabilidad del fotógrafo a la hora de aportar nuevo material al gran archivo digital de archivos. El mundo está saturado de imágenes y debe prevalecer en consecuencia una estrategia de apropiación y prescripción: dar una nueva vida a las fotos ya existentes. Para ello busca en todo tipo de situaciones icónicas para después seleccionar y conceptualizar sus hallazgos.

Pero señalar la condición de las imágenes que sobran implica también lo contrario: hacernos pensar en las imágenes que faltan. La masificación de imágenes con un significado cambiado por el nuevo contexto exige nuevas leyes. Algunos claman que ante esta superabundancia lo que se requiere urgentemente es una ecología visual.

Lo postfotográficamente chistoso es que si hoy buscamos sunset en Flickr aparecen las composiciones de Umbrico o las fotos que los visitantes toman en sus exposiciones. Su gesto simbólico se revela inútil: la contaminación cero no puede ser y además es imposible (Fontcuberta, 2011).

Pavel Maria Smejkal

Fatescapes series, 2009

El artista eslovaco Smejkal muestra una serie que denomina Fatescapes [Escapar al destino]. Se trata de imágenes icónicas de años recientes que representan la tragedia, la muerte y la guerra. En ellas ha eliminado a los protagonistas principales y nos ha dejado sólo con el escenario de fondo. Sin embargo, y a pesar de ello casi todas las imágenes son reconocibles.

In my last work I am interested in historical contexts of human history, widely recorded by photographic medium in the last three centuries, I am interested in the medium itself, in its representational function and image as such. Getting off the main motif from the historical documents, from the photos which became our culture heritage, our image bank, a memory of nations, a symbol, a propaganda instrument or an example of some kind of photography, a template for making other images, in the time when almost all these photographs were reinterpreted by many authors of following generations from many points of view, with the knowledge that some of them were staged or their authenticity is disputable, I place questions about their sense, their meaning, their function and their future. I am interested in possibilities of photography in the time when analog process is over and I am asking what is next in the world waiting for change.

Pavel Maria Smejkal